jueves, 19 de agosto de 2010

Probando Mandriva en mi Netbook.


Ésta distribución ha sido mi gran olvidada durante mucho tiempo, la verdad es que casi nunca le he dado una oportunidad a pesar de ser una excelente distribución. Desde hace muchos años la he estado probando cuando se llamaba Mandrake y me ha parecido bien su enfoque a el usuario normal o novato facilitando mucho las cosas para éste.

En éste caso la instalación ha sido un poco mas fácil que Ubuntu que ya de por sí es muy amigable. Y lo que me ha gustado bastante es poder gestionar Grub desde un entorno gráfico fácil y efectivo.

Ésto me ha permitido seguir con los sistemas que ya tenía: Windows 7, Meego y por último Mandriva permitiendo el arranque por defecto de cualquiera de ellos así como la modificación del tiempo de espera para el arranque.

La interface a pesar de ser KDE 4, está personalizada un poco al estilo de Mandriva y tiene un comportamiento excelente permitiendo activar los efectos visuales fácilmente.

Ésta ha sido históricamente la distribución para los que se cambian de Windows a Linux por su facilidad de uso. 

Hay que tener en cuenta que es preferible usar el reproductor multimedia Kaffeine para no tener que comprar los codecs propietarios y poder disfrutar de nuestro contenido audiovisual en lugar del Reproductor Dragón.