jueves, 25 de marzo de 2010

Porqué la gente no adopta GNU/Linux masivamente?

Está claro que ya la gente va conociendo a GNU/Linux y se usa cada vez mas, pero a pesar de ser mayoritario en Supercomputadores y Servidores en entorno de Consumo y Escritorio no termina de implantarse, y esto tiene una explicación que está por encima de la superioridad técnica que todos sabemos que tiene GNU/Linux.

Si observamos el caso de Apple teniendo unas características técnicas parecidas a GNU/Linux y eso sí muchas facilidades para los usuarios, a pesar de que estos equipos valen un buen dinero, es una plataforma que cada vez tiene mayor aceptación, y seamos sinceros funciona bien y es hasta cierto punto cómodo.

Pero UBUNTU, es también muy cómodo de usar y tiene un funcionamiento magnífico. La única diferencia palpable es la estética y la imagen de marca cosa que UBUNTU, desafortunadamente, no tiene por lo que el público prefiere lo que le entre por la vista incluyendo a Windows 7.

Y es que señores todavía os preguntáis porque no despega el uso de GNU/Linux?, la muestra es muy clara, Android triunfa por los cuatro costados, y es que aparte de un apoyo mayoritario de los fabricantes, por ejemplo HTC hace que tenga una estética muy lograda. Estaría bien un apollo similar a GNU/Linux por parte de los fabricantes de equipos pero esto no va a ser así por ahora y la mayoría se decanta por instalar Windows 7 en netbooks y tablets sabiendo que con GNU/Linux el funcionamiento sería mejor, pero volvemos a lo mismo, la estética es muy importante para un producto comercial y es que la gente no sabe si es Android, Leopard o Windows 7, sólo están acostumbrados a Windows en el PC y punto.

Nadie se pone a instalar un segundo sistema operativo en su PC a no ser que sea un usuario avanzado.

De todas formas el uso de GNU/Linux es imparable y todos tienen la vista puesta en la próxima renovación estética de UBUNTU.  También la mayoría de la gente deja la interface como viene y no se entretiene en cambiar el aspecto de la barra de tareas o los iconos.